ColombiaLink.com – CLITORIS

Volver a Centro de Salud Sexual…

EL
CLÍTORIS: UNA VENTANA HACIA EL PLACER FEMENINO

El
clítoris es una parte importante de los genitales femeninos, ubicado justo
sobre la abertura de la vagina. Durante el desarrollo embrional las células
del tubérculo genital evolucionan ya sea a pene en los hombres o clítoris
en las mujeres. Resulta impresionante que hasta las ocho semanas de gestación,
todo feto parece ser femenino, ya que la testosterona recién aparece en
ese periodo, y todo el tejido se regenera. Debido a esta evolución común,
el clítoris es similar al pene en muchos sentidos. El clítoris se
erecta, cambia de color y puede ser muy dinámico. Al cambiar de forma,
resulta algo muy sexy.

Los
genitales de la mujer son tan amplios y poderosos como los de los hombres. Esto
es sabido desde Grecia antigua, la diferencia es que están adentro. Existen
muchas partes complejas y sensibles que no se ven, que no han sido contadas como
parte del “equipamiento” sexual de las mujeres, como deberían.

Durante
la actividad sexual el clítoris tiende a hincharse y erectarse, aunque
mucho menos que el pene. La estimulación directa e indirecta del clítoris
es placentera para la mayoría de las mujeres, y lleva al orgasmo, siendo
así muy importante durante la actividad sexual.

El
clítoris consta de alrededor de 20 partes individuales que conforman los
órganos genitales de la mujer.

El
glande del clítoris, que es lo que conocemos como clítoris, es solamente
la punta de todo el sistema clitorial, que incluye tejido eréctil, glándulas,
nervios y vasos sanguíneos, y es realmente extenso. Bajo el glande del
clítoris hay un conducto que lo conecta con un tejido en forma de alas
constituido por tejido eréctil. Durante la respuesta al estímulo
sexual, los tejidos eréctiles se llenan de sangre. Todos estos tejidos
son sensibles al tacto, presión y vibración.

Lo
más resaltante del clítoris es que es un órgano que existe
exclusivamente para dar placer. Una mujer puede salir encinta sin tener un orgasmo,
pero los hombres necesitan sentir cierta cantidad de placer para poder eyacular.

Gran
parte de la información acerca del clítoris ha sido ignorada a lo
largo de la historia. Desde la antigua Grecia se conoció la importancia
del clítoris y su similaridad con el pene, pero ya en el siglo 18 cuando
la mujer empezó a exigir mayor igualdad social y económica, en pleno
florecimiento de la democracia y el humanismo, hubo un retroceso: es en esta época
en que por primera vez se considera la menstruación y el embarazo como
enfermedades, que incapacitaban a las mujeres de participar plenamente de la sociedad.

El
siguiente paso fue que inhabilitaban a la mujer de tener una sexualidad plena
y desde ahí todo decayó. En la era Victoriana la sexualidad de la
mujer, particularmente en las clases medias y altas, era agresivamente reprimida.
Freud sostuvo que el orgasmo obtenido por medio de la estimulación del
clítoris era inapropiado para mujeres maduras.

Si
una niña se masturbaba, no se le podía controlar, pero el orgasmo
clitorial era inmaduro y no era saludable. Esto no fue explicado, pero él
y sus seguidores glorificaron a la vagina, que es de donde proviene el placer
primario masculino. Esto duró hasta 1970, cuando las feministas empiezan
a reinventar el sexo para las mujeres. La idea de que el principal placer de la
mujer está en la vagina es totalmente equivocada. Hasta los dibujos de
la anatomía femenina, tan precisamente ilustrada por Leonardo da Vinci,
eran inexactos, simplificados ya que hasta se atribuía parte de los genitales
femeninos al sistema urinario o reproductivo.

Lo
que las mujeres deben saber acerca del clítoris:

Es
necesario que sepan que ese extremadamente sensible bultito del tamaño
de una arvejita es sólo la punta del iceberg.

Mediante
ilustraciones -las ilustraciones correctas- podrán ver que hay mucho más
tejido al que se puede acceder de diversas formas.

Particularmente
mediante la vagina se puede alcanzar la esponja de la uretra, el Punto G. Así
también pueden ver cómo estimular mejor estas áreas y estructuras
-que funcionan juntas- para producir un orgasmo.

Toda
esta información puede ser realmente útil para las mujeres que no
tienen orgasmos, o que no los tienen frecuentemente, o que quieren pasar de tener
orgasmos simples a tener orgasmos múltiples. Algo que puede ser muy positivo
también es que sean más creativas al masturbarse.

Lo
que los hombres deben saber acerca del clítoris:

Deberían
saber lo más posible. Es hora de que reciban una lección de anatomía,
deben conocer las distintas partes del cuerpo femenino y tratar de localizar cada
una. No pueden tocar todas, pero mediante un esfuerzo pueden imaginar dónde
está cada una y cómo estimularlas con los dedos, vibradores, juguetes
sexuales y el pene.

Tener
sexo sin coito. Así, es posible reconocer todas las partes A, B, C, D,
y sentir, presionar y estimular las partes que no ven, e identificar los cambios
dinámicos en las partes visibles del clítoris, tal como se ven en
el pene.