ColombiaLink.com – Colombia – Alvaro Mutis

EnglishColombian
writer Alvaro Mutis (b. Bogotá, 1923) won the 2001 Premio Miguel de Cervantes,
an honor of the highest rank that is considered the Nobel for Spanish-language
literature. Mutis won the prize with Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero
(The Adventures and Misadventures of Maqroll, Alfaguara, 2001), a 774-page book
that unites seven novels. His literary legacy is Maqroll, the iconic wandering
protagonist of a series of novels that includes Ilona llega con la lluvia (Ilona
Arrives With the Rain, Alfaguara, 1997), which was made into a movie in 1996 directed
by Sergio Cabrera. Mutis has published dozens of books of poetry and prose since
1948. His writings have been translated into multiple languages and he has received
notable international literary accolades including the Premio Príncipe
de Asturias de las Letras. Mutis will receive approximately $81,000 with the Premio
Cervantes.

Established
in 1975 by the Spanish Ministry of Culture, the list of Cervantes winners is a
who’s who of Spanish-language literature, including Jorge Luis Borges, Octavio
Paz, Camilo José Cela, and Guillermo Cabrera Infante. Authors Mario Benedetti
and Ana María Mutate were among the finalists for the 2001 prize. The jury
of 11 included writer Francisco Umbral (2000 Cervantes winner), president of the
Royal Academy of Spanish Language Victor García de la Concha, and former
president of Colombia Belisario Betancourt. King Juan Carlos will personally bestow
the honor on Mutis at a ceremony on April 23, the date of Cervantes’s death. Ironically,
Mutis was one of a group of Colombian intellectuals and artists who recently vowed
to never again set foot on Spanish soil in protest of the country’s new visa requirement
for Colombians. But he has every intention of traveling to Spain to receive his
award. As he said in an interview with Colombia’s El Tiempo, his happiness upon
hearing the news of the award was so great that he felt “as if Cervantes
himself is handing it to me.

SpanishNací
en Bogotá el 25 de agosto de 1923, día de San Luis Rey de Francia. No descarto
la influencia de mi santo patrono en mi devoción por la monarquía. Hice mis primeros
estudios en Bruselas.

Regresé
a Colombia y por períodos que, primero, fueron los de vacaciones y, luego, se
extendieron más y más, viví en una finca de café y caña de azúcar que había fundado
mi abuelo materno. Se llama “Coello” y se encuentra en las estribaciones de la
Cordillera Central. Todo lo que he escrito está destinado a celebrar, a perpetuar
ese rincón de la tierra caliente del que emana la substancia misma de mis sueños,
mis nostalgias, mis terrores y mis dichas. No hay una sola línea de mi obra que
no esté referida, en forma secreta o explícita, al mundo sin límites que es para
mí ese rincón de la región del Tolima, en Colombia.

En
un último intento para lograr el diploma de Bachiller, me matriculé en el Colegio
Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en Bogotá. Mi profesor de Literatura Española
fue el notable poeta colombiano Eduardo Carranza y a dos cuadras del Colegio estaban
los billares del Café Europa y los del Café París. Las clases de Carranza fueron
para mí una inolvidable y fervorosa iniciación a la poesía. El billar y la poesía
pudieron más y nunca alcancé el mirífico título compañía de Carlos Patiño, alternando
mis poemas con los suyos, publicamos un pequeño cuaderno titulado La balanza,
que repartimos nosotros mismos entre algunos libreros amigos el 8 de abril de
1948. El día siguiente, nuestra obra se agotó por incineración. El 9 de abril
fue la fecha del “Bogotazo”, cuando ardió el centro de la ciudad por obra de los
enardecidos partidarios del candidato presidencial Jorge Eliécer Gaitán, asesinado
ese día en la capital.

En
1953 tras publicar algunos poemas, el primero en La Razón por obra de Alberto
Zalamea y otros más en el Suplemento Dominical de El Espectador gracias a Eduardo
Zalamea Borda, apareció en la colección Poetas de España y América de Losada,
que dirigían Rafael Alberti y Guillermo de Torre en Buenos Aires, mi libro de
poemas Los elementos del desastre. En 1956 viajé a México, donde resido hoy. Octavio
Paz, quien había escrito algunos elogiosos comentarios sobre mi poesía, me abrió
las puertas de suplementos y revistas literarias. El mismo Paz me presentó, en
un generoso ensayo suyo sobre mi libro Reseña de los hospitales de ultramar, editado
en 1958 como suplemento al número 56 de la revista Mito que dirigía en Colombia
Jorge Gaitán Durán.

En
1959 sale Diario de Lecumberri, editado por la Universidad Veracruzana en su colección
Ficción. En 1964, Ediciones Era publica, también en México, el libro de poemas,
escritos todos en este país, Los trabajos perdidos. En 1973 aparecen, simultáneamente,
Summa de Maqroll el Gaviero, que recoge toda mi poesía hasta esa fecha, en Barral
Editores de Barcelona, y La mansión de Araucaíma en Sudamericana de Buenos Aires,
en donde se reúnen todos mis relatos.

En
1978, Seix Barral de Barcelona hizo una nueva edición de este libro aumentado
con El último rostro. En 1982, el Fondo de Cultura Económica de México edita el
libro de poemas Caravansary en la colección Tierra Firme. En 1984 la misma editora
publica en esa colección el libro, también de poesía, Los emisarios y en 1985,
Cátedra de Madrid edita Crónica regia y Alabanza del reino, poemas dedicados al
Rey don Felipe II, su familia y su corte. En estas últimas obras exploro, no sin
dificultades, titubeos y ráfagas de duda, una nueva manera de contar lo mismo,
lo de siempre, lo único ya para mí contable: los fantasmas que, desde mis ávidas
y desordenadas lecturas de adolescente en “Coello”, me visitan con asiduidad inflexible.
Fantasmas nacidos en buena parte en rincones de la historia de Occidente y en
la dorada decadencia de Bizancio, envueltos, siempre, por el tibio vaho de los
cafetales. En 1987 y dentro del mismo propósito de rescate de vastas zonas del
pasado, publico Un homenaje y Siete nocturnos, que aparece en las ediciones de
El Equilibrista en México y en Pamiela de Pamplona.

Resuelvo,
entonces, intentar en el campo del relato una prolongación de algunas prosas dedicadas
a Maqroll el Gaviero, personaje que, desde mis primeros poemas, me visita esporádicamente.
De este ensayo nace Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero, que incluye
las siguientes novelas: La Nieve del Almirante, Ilona llega con la lluvía, Un
bel morir, La última escala del Tramp Steamer, Amirbar, Abdul Bashur, soñador
de navíos y Tríptico de mar y tierra.

Después
de ser publicadas en forma independiente, tanto en España como en América Latina,
se reúnen en dos volúmenes (Siruela 1993) y en un volumen (Alfaguara 1995). El
Fondo de Cultura Económica de México edita en 1988 cuentos y ensayos bajo el título
La muerte del estratega. El mismo editor, con el título Summa de Maqroll el Gaviero,
publica en 1990 mi poesía escrita hasta esa fecha. Esta obra es editada por Visor,
en España, en 1992. En 1999, Seix Barral publica en Colombia De lectores y algo
del mundo (1943-1998). De la obra en prosa hay traducciones al inglés, francés,
alemán, italiano, portugués, danés, sueco, polaco, griego, holandés y turco. De
la poesía existen, en versión completa, traducciones al francés, italiano y rumano
y en antologías hay versiones en chino, ruso, inglés, griego y alemán. Nunca he
participado en política, no he votado jamás y el último hecho que en verdad me
preocupa en el campo de la política y que me concierne y atañe en forma plena
y sincera, es la caída de Constantinopla en manos de los turcos el 29 de mayo
de 1453. Sin dejar de reconocer que no me repongo todavía del viaje a Canossa
del Emperador sálico Enrique IV, en enero del año 1077, para rendir pleitesía
al soberbio Pontífice Gregorio VII. Viaje de tan funestas consecuencias para el
Occidente Cristiano. Por ende, soy gibelino, monárquico y legitimista.


SUS PREMIOS

En
1988 recibió en México el premio Javier Villa Urrutia por sus novelas La última
escala del Tramp Steamer e Illona llega con la lluvia.

El
28 de noviembre de 1989 recibió el premio Médicis a la mejor novela extranjera
en Francia por su obra La nieve del almirante.

En
1993 premio Roger Caillois, en Reims por el conjunto de su obra.

El
25 de abril de 1997 obtiene el Premio Príncipe de Asturias de las Letras por “la
originalidad y compromiso intelectual de su obra poética y narrativa”.

El
3 de junio de 1997, gana la VI edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

ESPAÑA
– PREMIO CERVANTES DE LITERATURA/COLOMBIA

Homenaje
a Álvaro Mutis, orgullo de Colombia, por el Cervantes.

Bogota
23 de Abril de 2001

Con
diez horas de lectura continua y una exposición de 70 afiches de Álvaro Mutis,
la Biblioteca Nacional de Colombia, homenajea al escritor colombiano, que recibió
en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares el Premio Cervantes de
manos del rey de España Juan Carlos I.

En
esta VI Jornada de Lectura Sin Fin, se rinde tributo al primer escritor Colombiano
que recibe el Cervantes, con la lectura de las novelas de Mutis “La última escala
del Tramp Steamer” y “AbdulBashur, soñador de navíos”.

Colombia,
envuelta en un conflicto trágico y consciente de que su imagen en el exterior
refleja casi siempre una realidad negativa, festeja este premio a uno de sus poetas
y novelistas más ilustres como algo muy propio.


La concesión a Mutis del más prestigioso galardón literario en lengua española
“será un contraste feliz con los hechos por los que con frecuencia se menciona
a Colombia” y “que lo reciba un compatriota constituye razón de orgullo para Colombia”,
afirma hoy en su editorial El Tiempo, el diario más importante de este país.

Cuando
Miguel de Cervantes imaginó El Quijote, en 1598, recuerda el diario, el escritor
estaba preso en la cárcel de Sevilla “por malversación de dineros públicos” y
cuando Álvaro Mutis imagina las aventuras de Maqroll el Gaviero, en 1956, estaba
“preso en la cárcel mexicana de Lecumberri por malversación de dineros privados”

.Más
de cuatro siglos después, “la vida, que es la mejor novelista, reúne a los dos
en una ocasión especial”, agrega.