ColombiaLink.com – JUGUETES SEXUALES

SEX
TOYS JUGUETES SEXUALES

Los
sex-toys o juguetes sexuales no son recientes, existen desde hace más de
2,500 años. Es sabido, por ejemplo, que los antiguos egipcios, griegos
y romanos los utilizaban. Estos últimos, usaban materiales como la cera,
para crear objetos de forma fálica. Pero, ¿por qué después
de 2,500 años la mayoría de nosotros nos ruborizamos con sólo
decir la palabra sex-shop?

Existen
hombres que piensan que un vibrador los podría suplantar. Y algunas mujeres
opinan que sólo las películas pornográficas hacen uso de
ellos. La realidad es que los sex-toys no representan ningún daño
y son muchos los beneficios que se pueden obtener haciendo uso de ellos. En la
actualidad, muchas parejas los usan para introducir un poco de fantasía
y variación en sus relaciones sexuales.

Los
juguetes sexuales, nos ofrecen una excelente manera de aprender acerca de nuestra
respuesta sexual y descubrir nuevas sensaciones. Incluso, pueden facilitar la
obtención del orgasmo en mujeres a las que les es difícil alcanzarlos
sólo con la estimulación vaginal. Y claro, introducen un elemento
de travesura y juego en el dormitorio. Después de todo, el sexo es algo
que se debe disfrutar, y qué mejor que un juguete para lograr esa sonrisa
tan deseada en la pareja.

A
continuación te ofrecemos una breve reseña de los juguetes sexuales
más comunes hoy en día. Pero antes queremos mencionar, que los juguetes
sexuales pueden transmitir enfermedades de transmisión sexual, por lo tanto
se debe mantener una buena higiene y adherirse estrictamente a las instrucciones
y cuidados que comúnmente acompañan al producto.

Vibradores

Existen
muchas variedades de vibradores, pero todos se caracterizan en el hecho de que
vibran. La fuente de poder, por lo general son las baterías, aunque aun
hoy en día existen los que se conectan a la corriente eléctrica.
Los vibradores vienen en distintas formas, aunque muchos se asemejan a un pene
o tienen forma fálica. Entre la extensa variedad de vibradores que existen,
hay los que vienen con distintos niveles de vibración, los que están
diseñados para estimular el clítoris, el Punto G, la vagina o el
ano, e inclusive existen algunos que estimulan varias zonas al mismo tiempo. Los
vibradores están hechos de distintos materiales como plástico, silicona,
látex, gel (Polivinilo de Cloruro), etc. y vienen en distintos colores,
formas, texturas y tamaños (por lo general de 10 a 25 cm. de largo y 1
a 5 cm. de ancho). Por último, existen también los vibradores resistentes
al agua, los cuales puede ser utilizados en la bañera o en una piscina.

Higiene
y Cuidados

Es
importante lavar los vibradores después de usarlos. Para ello, utiliza
agua caliente y abundante jabón, asegurándote que las partes eléctricas
no entren en contacto con el agua y antes de guardarlo que esté totalmente
seco. Antes de utilizarlo, asegúrate que la superficie esté en perfecto
estado, que no existan rasguños, áreas dañadas, etc.

Dildos
o Consoladores

Los
dildos se asemejan a los vibradores, la diferencia está en que éstos
no vibran. La mayoría tiene forma fálica, aunque no todos. Populares
hoy en día son los que se parecen a un pene real, están hechos de
materiales que intentan simular la piel, asemejándose a la textura y color
del pene, incluso vienen con testículos. Los dildos o consoladores están
hechos de distintos materiales, como plástico, silicona, látex,
gel e inclusive de vidrio (Pyrex® de alta calidad). Vienen en distintos colores,
formas y tamaños. Los dildos se utilizan frecuentemente para estimular
la zona anal; sin embargo, sólo los dildos que tienen una base ancha deben
ser utilizados para esto. La base ancha evita que el dildo pueda introducirse
totalmente dentro del recto, de donde sería imposible retirarlo.

Higiene
y Cuidados

Es
importante lavar los dildos después de usarlos. Utiliza agua caliente y
abundante jabón y antes de guardarlo, asegúrate que esté
totalmente seco. Antes de utilizarlo, asegúrate que la superficie esté
en perfecto estado, que no existan rasguños ni áreas dañadas…
esto es aun más importante si es que el dildo está hecho de vidrio.

Lubricantes

¿Por
qué se debe utilizar un lubricante?

Hay
mujeres que no lubrican lo suficiente.

Las
mujeres embarazadas o menopáusicas producen menos lubricante natural.

Los
juguetes y los condones producen mayor fricción, reduciendo la lubricación
natural.

Son
importantes para el sexo anal o para la estimulación anal, ya que el recto
no produce una lubricación natural.

El
mejor lubricante es el de base acuosa. Este tipo de lubricante no daña
el material de los juguetes sexuales, no daña los condones y en la mayoría
de personas, no causa reacciones alérgicas. No se debe utilizar lubricantes
que contengan aceites o petróleo, ya que éstos pueden dañar
los juguetes sexuales y pueden hacer que los condones se rompan.

Juguetes
para la estimulación anal

Estos
juguetes se asemejan a los dildos, pero tienden a ser más pequeños
y siempre poseen una base ancha, la cual evita que el objeto pueda introducirse
completamente dentro del recto, de donde sería imposible sacarlo. Estos
juguetes tienden a ser más largos y delgados, están hechos de gel,
látex o silicona y vienen en distintos colores y formas. Inclusive, algunos
también vibran lo cual ayuda a que los músculos del ano y el recto
se relajen con mayor facilidad.

Higiene
y Cuidados

Es
importante lavar los juguetes para el juego anal después de usarlos. Utiliza
agua caliente, abundante jabón y alcohol o desinfectante (el ano contiene
una gran cantidad de bacterias que pueden causar enfermedades) y antes de guardarlo,
asegúrate que esté totalmente seco. Antes de utilizarlo, asegúrate
que la superficie esté en perfecto estado, que no existan rasguños
o áreas dañadas. Estos juguetes anales siempre deben ser utilizados
conjuntamente con un lubricante, se recomienda los de base acuosa que no dañan
el material de los cuales están hechos.

Juguetes
de Restricción

Estos
juguetes están diseñados para restringir o limitar los movimientos
o la visión de la pareja. Los juguetes más comunes de este tipo
son las esposas y las vendas para los ojos. Pero, además, existen cuerdas
y arneses diseñados para restringir el movimiento de brazos y piernas.

Los
vibradores, consoladores, son considerados los juguetes tradicionales. Pero la
lista no termina ahí. En el mercado actual existe una gran gama de juguetes
y accesorios sexuales.

Aquí
una pequeña lista de los más populares:

Muñecas,
las hay inflables y otras hechas de materiales que logran que se asemeje a una
persona real.
Bolas Ben Wa, para fortalecer el músculo pubo-coccigeo.

Vibradores o dildos con arneses (se amarran alrededor de la cintura), para
los hombres heterosexuales que desean ser penetrados por su pareja o utilizado
entre lesbianas.
Látigos, paletas y ganchos / prendedores para los
pezones, para los juegos sado-masoquistas
Mangas, para agrandar el tamaño
o grosor del pene.
Aceites aromáticos, para los masajes sensuales.

Ahora
que ya conoces algunas alternativas, ¿te animas a darte una vuelta por
el sex-shop?